Petromercado

Información sobre el sector petrolífero

Autogas

Desde hace varios años, el autogas está llamado a ocupar un lugar relevante en el parque automovilístico español. 

Autogas es una denominación comercial del GLP empleado en automoción. Dicho GLP es una mezcla de butano y propano y son producidos tanto en el proceso de destilación del petróleo como en los campos de gas natural.

Es un combustible con menos emisiones, tanto de CO2 como de NOx y partículas. Hay que recordar que los vehículos con mecánica diesel, si bien generan menos CO2, emiten una cantidad mucho mayor de partículas que la gasolina o GLPs y por tanto, son mucho más perjudiciales que el resto de vehículos, principalmente en zonas urbanas.

Los coches gasolina requieren unas mínimas modificaciones para poder funcionar con Autogas. Los kits de montaje de autogas incluyen un depósito adicional al de gasolina y todos los elementos que requiere la instalación. El depósito de gasolina no es eliminado y las modificaciones realizadas no impiden usar la gasolina en cualquier momento.

El autogas se amortiza en un plazo relativamente breve de tiempo debido a su menor precio del autogas frente al de la gasolina o gasoil. No obstante, este precio es derivado de la menor carga impositiva por parte de la administración, por lo que, eventualmente, en caso de que esta se igualara con el de los otros carburantes, su precio sería similar.

La red de estaciones de servicio que ya incorporan depósito de GLP es lo suficientemente amplia como para poder viajar por prácticamente toda España sin tener problemas de abastecimiento, y, en cualquier caso, siempre se puede seguir el viaje con gasolina convencional.

El GLP, además de ser usado en automoción, es empleado en calefacción, bien como propano a granel o bien envasado. Los precios del propano a granel y del gas envasado son similares a los del gasóleo de calefacción.